Una de las frutas mas preciadas desde la antiguedad, se destaca por su intenso sabor y sus excelentes propiedades nutritivas. Su principal valor es el alto contenido de vitamina C, mas que muchos citricos. Tiene un importante valor industrial, ya que se utiliza para elaborar muchos productos como batidos, helados, mermeladas, yogures y gelatinas.

Constituye una importante ayuda en las dietas de adelgazamiento, ya que el 85% de su composicion es agua. Por último, no podemos obviar la importante cantidad de ácido fólico que tienen: una sexta parte de la cantidad diaria recomendada por cada 200 gramos de esta fruta. Este compuesto es fundamental para las embarazadas, ya que favorece la multiplicación celular. Su carencia está asociada a casos de anemia y problemas cardiovasculares.